RANKING DEL BUEN COMER

febrero 27, 2009

Los mejores restós porteños, elegidos por los especialistas

Los más destacados chefs, críticos, sommeliers, enólogos y entendidos coincidieron en que la gastronomía porteña es excelente y variada, pero eligieron a Tomo I como el mejor restaurante de la Ciudad. También ponderaron al clásico Oviedo, Restó, Chila, Tegui y La Cabrera. Recomendaron, además, “tapados” como Café San Juan y El Pobre Luis.

Por Euridice Ferrara

 

El número uno. Tomo I, de las hermanas Ana y Eva Concaro, es un clásico entre los restaurantes top de la Ciudad.

El buen gusto culinario no pasa de moda y resulta irresistible ante la variada oferta de lugares que presenta la Ciudad. PERFIL convocó la opinión de siete profesionales expertos en la materia para que seleccionen los cinco restaurantes donde consideran que “mejor se come”, según sus íntimas preferencias.

Dolli Irigoyen, una de las chefs más reconocidas de la Argentina, con gran trayectoria nacional e internacional, reveló desde su estudio Espacio Dolli sus gustos más preciados, no sin antes aclarar: “Es una selección difícil, me quedo corta eligiendo sólo cinco restós”. Como ella, el enólogo, periodista y escritor Miguel Brascó; con larga experiencia gastronómica y vinícola, Fernando Vidal Buzzi, periodista y crítico muy conocido también por su programa Beber Beber; la chef y sommelier María Barrutia, directora del Centro Argentino de Vinos y Espirituosas (CAVE); Cristina Goto, editora de Gastronomía de la reconocida revista Cuisine&Vines; el famoso chef del canal Gourmet, Osvaldo Gross y el galerista y presidente fundador de la Asociación Argentina de Gastronomía, Ignacio Gutiérrez Zaldívar, coincidieron en que son muchos y variados los restaurantes catalogados, objetivamente, como “excelentes” pero que, sin embargo, no por eso los tienen dentro de su lista de “preferidos”. Cuestión de gustos, nada más personal y genuino.

Dolli, realizó su propia selección, según donde va a comer más a menudo: “No puede faltar el eximio Tomo I, es impecable, se mantiene hace tantos años igual de excelente, Oviedo sería mi segunda selección, Yuky en Balvanera y porqué no elegir a el Gran Bar Danzón, ya que me divierte tomar sus exquisitos vinos y la comida excelente del joven chef Martín Arrieta”. Y agregó: “Mis dos últimas grandes adquisiciones son Teghi que acaba de inaugurar, un restó muy seductor y, dentro del barrio chino, Hong Kong Style. Ambos son para entregarse a los designios de los chefs que son obsesivos y tienen una técnica que resulta en sabores increíbles”. Suspiró y pidió agregar una selección de parrillas: “Por barrio y por calidad son mis predilectas, La Cabrera en Palermo; El Pobre Luis, en Belgrano; y La Brigada, en San Telmo”.

El abogado, escritor, dibujante y eximio enólogo argentino, Miguel Brascó coincidió, como el resto, en que Tomo I ocupa el primer puesto y Oviedo el segundo: “Los chef de Tomo I, Ada y Ebe Cóncaro, hacen que sea el mejor restaurante del país. Por la excelencia y originalidad de su cocina argentina actual, nueva decoración, servicio impecable y ambiente tranquilo”. Brascó también mencionó a Sotto Voce, de los hermanos Waisman, “por sus suculentas pastas italianas y platos de mar” y a Chila “que es high class, tranquilo y con una cocina muy moderna de Soledad Nardelli”. Por su parte, el periodista Fernando Vidal Buzzi aclaró que “también hay restaurantes de primer nivel en el Gran Buenos Aires, como Rosa Negra y Uruguay con gran sofisticación de la simplicidad”. Vidal Buzzi no dejó afuera a la comida clásica porteña: “El Mirasol (de Boedo) es una parrilla muy tradicional, clásica y muy simpática al estilo de los años 50, que me gusta mucho”.

La chef y sommelier, María Barrutia, mencionó como su favorito a Restó: “Ahora que no soy más la dueña (pasó a manos de Guido Tassi) lo puedo nombrar y decir que soy habitué fanática”. La directora de CAVE desvela, además, un reducto culinario no muy nombrado: “La Vinería de Gualterio Bolívar, hacen gastronomía molecular, cocina de vanguardia. Si bien no es para ir todos los días, la gracia es probar el menú degustación y dejarte llevar por distintas sensaciones”.

De todos los profesionales consultados, Cristina Goto, editora de Cuisine&Vines, fue la única que eligió en el primer lugar al restaurante La Bourgogne del Alvear Palace Hotel: “Es el restaurante más completo”, dice, aunque coincide en que a Ada “jamás le falló un plato en 35 años”. Y como destacados extra a la selección mencionó a los de comida japonesa, Irifune, Haiku y Dashi como “una buena decisión”.

El chef del Canal Gourmet, Osvaldo Gross, afirma en que “la gastronomía en Capital está muy bien” y que la etapa de crisis “va a reposicionar a los restaurantes con el desarrollo del turismo, porque los argentinos están cortando un poco sus salidas”. Dentro del panorama gourmet, Gross consideró que “de a poco el fenómeno de la comida peruana va captando gente, porque los sabores no nos son tan ajenos”. Aparte de su selecta lista, Ignacio Gutiérrez Zaldívar, regaló un final feliz: “En Buenos Aires hay veinte buenos restaurantes y, creo, que es la ciudad más barata del mundo para comer bien”.

http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0341/articulo.php?art=12904&ed=0341

 

Anuncios

OliEn 2003, la OIT instituyó el 28 de abril como Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo para destacar la necesidad de prevención de enfermedades y accidentes laborales, utilizando como punto de apoyo el tripartismo y el diálogo social

 

“La OIT estima que 6.000 trabajadores mueren cada día en el mundo a causa de accidentes y enfermedades relacionados con el trabajo, cifra que parece ir en aumento. Además, cada año se producen unos 270 millones de accidentes de trabajo no mortales (que resultan en un mínimo de tres días de baja laboral) y 160 millones de casos nuevos de enfermedades profesionales. La OIT estima que el costo total de estos accidentes y enfermedades equivale al 4 por ciento del PBI global, o a más de veinte veces el monto global destinado a la ayuda para el desarrollo.

La seguridad y la salud en el trabajo es motivo de preocupación en todo el mundo para los gobiernos, los empleadores, los trabajadores y sus familias. Si bien algunas industrias son por naturaleza más peligrosas que otras, colectivos como los de inmigrantes u otros trabajadores marginales corren a menudo más riesgos de sufrir accidentes de trabajo y afecciones de salud profesionales debido a que la pobreza suele obligarlos a aceptar trabajos poco seguros.”

La OIT celebró este día como parte de la promoción de la seguridad y salud en el trabajo. Todos nosotros sabemos que algunas de las medidas que ellos proponen no son cumplidas por algunas industrias a la vez que el desarrollo y aplicación de una seguridad preventiva como asi tambien de una cultura de salud en los lugares de trabajo son considerados un gasto en lugar de una inversión por algunos empleadores.

El 28 de abril es también el día mundial que el movimiento sindical asocia a la conmemoración de las víctimas de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo.

Pueden encontrar más información en http://www.ilo.org/global/What_we_do/Events/Campaigns/lang–en/docName–WCMS_091613/index.htm