Según un relevamiento, un 33% de los consumidores elige determinado restaurante para ir a comer por el tipo de cocina en la que se especializa, mientras que el 27% se inclina por los precios. Luego, siguen, en importancia, los siguientes factores: cercanía del lugar, higiene y oferta de opciones saludables.

 

Volviendo al estilo de comida, el más seleccionado –con un 27%- es el típico de cada localidad, después salieron favorecidos los platos de las siguientes colectividades: italiana, china, norteamericana, japonesa, india y mexicana.

 

El día de la semana preferido por la mayoría, para comer fuera del hogar, es el sábado (37% de los encuestados). En cuanto al tipo de compañía que más prefieren los consultados de América latina, con el 69%, son los amigos y la familia. Continúan, con el 14%, los compañeros de trabajo; y finalmente, con sólo un 4%, la pareja. Este fue un estudio de The Nielsen Company, donde se entrevistaron a 28.000 consumidores de 52 países.-

 

Fuente : Negocios y Pymes

Menu Titanic

Menu Titanic

 

Como muchos de ustedes ya sabrán, la madrugada del 15 de abril de 1912 el famoso transatlántico, el Buque Correo Real Titanic, que así se llamaba oficialmente el pequeñín, naufragaba tras haber colisionado con un no menos famoso, aunque ciertamente molesto, iceberg.

En otro orden de acontecimientos pero con una cierta sintonía, el mismo año 1912 se inauguraba en Madrid el Hotel Palace, hoy Westin Palace, que fue en su día fue el hotel más grande y moderno de Europa.

Pues bien, como ambos fueron en su época símbolos de lujo e innovación y, aprovechando que en la plaza Colón de Madrid se está celebrandro la muestra “Titanic, the artifact exhibition” —abierta desde el 20 de noviembre hasta el 19 de abril—, los responsables del Hotel Palace se han propuesto rememorar el aniversario del naufragio con una serie de veladas que recrean la última cena del Titanic.

Esto es, la cena servida en el restaurante À la carte del buque, reservado a los pasajeros de primera clase, que el célebre chef francés Auguste Escoffier y el jefe de cocina Henry Tingle Wilde diseñaron para la noche del 14 de abril de 1912. Impresionante menú: ostras, salmón, Filet Mignon, pichón asado, foie, tarta Waldorf… Colosal, ¡Titánico! como no podía ser de otra manera.

Aviso: Para asistir a la cena que ofrece hasta el 3 de mayo el Hotel Westin Palace, al razonable precio de 50 euros (bebidas aparte), no es preciso vestir de etiqueta. Ni naufragar después…

Una idea innovadora no?

Acaba de abrir en Londres el primer restaurante interactivo del mundo. Es un asiático y está en el Soho. Su peculiaridad es que es el propio cliente quien hace la comanda, solicita a cocina la factura e incluso supervisa la elaboración de su plato. Todo eso gracias a una pantalla táctil situada en la mesa.
Algunos lo entenderán como un modo de reducir personal pero su propietario defiende que se trata de conseguir mayor intimidad con tus acompañantes a la mesa. Parece, en fin, que logra las dos cosas. Y es que es el cliente quien hace la comanda en la pantalla táctil que hay en la propia mesa donde puede consultar el menú.
Además de los nombres de los platos, bastante exóticos ya que se trata de un restaurante asiático, aparece una foto para que te hagas una idea de lo que estás pidiendo. Si aún así tienes dudas, siempre puedes pedir la ayuda de un camarero.
Una vez has elegido, y mientras el plato llega. puedes entretenerte haciendo un puzzle o cambiando el mantel sobre el que vas a comer. Las viandas llegan en 15 minutos. Ese es el menos el compromiso del restaurante en el que trabajan 13 chefs especializados en comida oriental. A todos ellos puedes verlos sin moverte de tu mesa mientras elaboran su plato.
Tras acabar la cena pides la factura, también tú mismo, y si no sabes cómo volver a casa el sistema te permite consultar el plano del metro o pedir un taxi sin moverte de la mesa. De lo más completito.
7/04/09

Fuente: Informativos Telecinco

RANKING DEL BUEN COMER

febrero 27, 2009

Los mejores restós porteños, elegidos por los especialistas

Los más destacados chefs, críticos, sommeliers, enólogos y entendidos coincidieron en que la gastronomía porteña es excelente y variada, pero eligieron a Tomo I como el mejor restaurante de la Ciudad. También ponderaron al clásico Oviedo, Restó, Chila, Tegui y La Cabrera. Recomendaron, además, “tapados” como Café San Juan y El Pobre Luis.

Por Euridice Ferrara

 

El número uno. Tomo I, de las hermanas Ana y Eva Concaro, es un clásico entre los restaurantes top de la Ciudad.

El buen gusto culinario no pasa de moda y resulta irresistible ante la variada oferta de lugares que presenta la Ciudad. PERFIL convocó la opinión de siete profesionales expertos en la materia para que seleccionen los cinco restaurantes donde consideran que “mejor se come”, según sus íntimas preferencias.

Dolli Irigoyen, una de las chefs más reconocidas de la Argentina, con gran trayectoria nacional e internacional, reveló desde su estudio Espacio Dolli sus gustos más preciados, no sin antes aclarar: “Es una selección difícil, me quedo corta eligiendo sólo cinco restós”. Como ella, el enólogo, periodista y escritor Miguel Brascó; con larga experiencia gastronómica y vinícola, Fernando Vidal Buzzi, periodista y crítico muy conocido también por su programa Beber Beber; la chef y sommelier María Barrutia, directora del Centro Argentino de Vinos y Espirituosas (CAVE); Cristina Goto, editora de Gastronomía de la reconocida revista Cuisine&Vines; el famoso chef del canal Gourmet, Osvaldo Gross y el galerista y presidente fundador de la Asociación Argentina de Gastronomía, Ignacio Gutiérrez Zaldívar, coincidieron en que son muchos y variados los restaurantes catalogados, objetivamente, como “excelentes” pero que, sin embargo, no por eso los tienen dentro de su lista de “preferidos”. Cuestión de gustos, nada más personal y genuino.

Dolli, realizó su propia selección, según donde va a comer más a menudo: “No puede faltar el eximio Tomo I, es impecable, se mantiene hace tantos años igual de excelente, Oviedo sería mi segunda selección, Yuky en Balvanera y porqué no elegir a el Gran Bar Danzón, ya que me divierte tomar sus exquisitos vinos y la comida excelente del joven chef Martín Arrieta”. Y agregó: “Mis dos últimas grandes adquisiciones son Teghi que acaba de inaugurar, un restó muy seductor y, dentro del barrio chino, Hong Kong Style. Ambos son para entregarse a los designios de los chefs que son obsesivos y tienen una técnica que resulta en sabores increíbles”. Suspiró y pidió agregar una selección de parrillas: “Por barrio y por calidad son mis predilectas, La Cabrera en Palermo; El Pobre Luis, en Belgrano; y La Brigada, en San Telmo”.

El abogado, escritor, dibujante y eximio enólogo argentino, Miguel Brascó coincidió, como el resto, en que Tomo I ocupa el primer puesto y Oviedo el segundo: “Los chef de Tomo I, Ada y Ebe Cóncaro, hacen que sea el mejor restaurante del país. Por la excelencia y originalidad de su cocina argentina actual, nueva decoración, servicio impecable y ambiente tranquilo”. Brascó también mencionó a Sotto Voce, de los hermanos Waisman, “por sus suculentas pastas italianas y platos de mar” y a Chila “que es high class, tranquilo y con una cocina muy moderna de Soledad Nardelli”. Por su parte, el periodista Fernando Vidal Buzzi aclaró que “también hay restaurantes de primer nivel en el Gran Buenos Aires, como Rosa Negra y Uruguay con gran sofisticación de la simplicidad”. Vidal Buzzi no dejó afuera a la comida clásica porteña: “El Mirasol (de Boedo) es una parrilla muy tradicional, clásica y muy simpática al estilo de los años 50, que me gusta mucho”.

La chef y sommelier, María Barrutia, mencionó como su favorito a Restó: “Ahora que no soy más la dueña (pasó a manos de Guido Tassi) lo puedo nombrar y decir que soy habitué fanática”. La directora de CAVE desvela, además, un reducto culinario no muy nombrado: “La Vinería de Gualterio Bolívar, hacen gastronomía molecular, cocina de vanguardia. Si bien no es para ir todos los días, la gracia es probar el menú degustación y dejarte llevar por distintas sensaciones”.

De todos los profesionales consultados, Cristina Goto, editora de Cuisine&Vines, fue la única que eligió en el primer lugar al restaurante La Bourgogne del Alvear Palace Hotel: “Es el restaurante más completo”, dice, aunque coincide en que a Ada “jamás le falló un plato en 35 años”. Y como destacados extra a la selección mencionó a los de comida japonesa, Irifune, Haiku y Dashi como “una buena decisión”.

El chef del Canal Gourmet, Osvaldo Gross, afirma en que “la gastronomía en Capital está muy bien” y que la etapa de crisis “va a reposicionar a los restaurantes con el desarrollo del turismo, porque los argentinos están cortando un poco sus salidas”. Dentro del panorama gourmet, Gross consideró que “de a poco el fenómeno de la comida peruana va captando gente, porque los sabores no nos son tan ajenos”. Aparte de su selecta lista, Ignacio Gutiérrez Zaldívar, regaló un final feliz: “En Buenos Aires hay veinte buenos restaurantes y, creo, que es la ciudad más barata del mundo para comer bien”.

http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0341/articulo.php?art=12904&ed=0341