OliEn 2003, la OIT instituyó el 28 de abril como Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo para destacar la necesidad de prevención de enfermedades y accidentes laborales, utilizando como punto de apoyo el tripartismo y el diálogo social

 

“La OIT estima que 6.000 trabajadores mueren cada día en el mundo a causa de accidentes y enfermedades relacionados con el trabajo, cifra que parece ir en aumento. Además, cada año se producen unos 270 millones de accidentes de trabajo no mortales (que resultan en un mínimo de tres días de baja laboral) y 160 millones de casos nuevos de enfermedades profesionales. La OIT estima que el costo total de estos accidentes y enfermedades equivale al 4 por ciento del PBI global, o a más de veinte veces el monto global destinado a la ayuda para el desarrollo.

La seguridad y la salud en el trabajo es motivo de preocupación en todo el mundo para los gobiernos, los empleadores, los trabajadores y sus familias. Si bien algunas industrias son por naturaleza más peligrosas que otras, colectivos como los de inmigrantes u otros trabajadores marginales corren a menudo más riesgos de sufrir accidentes de trabajo y afecciones de salud profesionales debido a que la pobreza suele obligarlos a aceptar trabajos poco seguros.”

La OIT celebró este día como parte de la promoción de la seguridad y salud en el trabajo. Todos nosotros sabemos que algunas de las medidas que ellos proponen no son cumplidas por algunas industrias a la vez que el desarrollo y aplicación de una seguridad preventiva como asi tambien de una cultura de salud en los lugares de trabajo son considerados un gasto en lugar de una inversión por algunos empleadores.

El 28 de abril es también el día mundial que el movimiento sindical asocia a la conmemoración de las víctimas de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo.

Pueden encontrar más información en http://www.ilo.org/global/What_we_do/Events/Campaigns/lang–en/docName–WCMS_091613/index.htm